El Indicador Reverse Engineering RSI

Índice del artículo

Artículo completo escrito por Óscar Cuevas en el número de la revista TRADERS' de Junio de 2014 (páginas 36-40). Regístrate en www.traders-mag.es de manera completamente gratuita para acceder a su contenido.

 

El Indicador Reverse Engineering RSI


En análisis técnico, uno de los usos más extendidos a la hora de trabajar con osciladores tales como el RSI consiste en el estudio de la ruptura de los niveles de sobrecompra/sobreventa. Esta técnica se fundamenta en el poder predictivo generado por los ciclos de los osciladores, ya que, teóricamente, la superación de las zonas de sobrecompra y sobreventa implica un posible agotamiento de la tendencia dominante. A fin de confirmar la señal de debilitamiento, los analistas suelen esperar al momento de fuga del oscilador de cada una de dichas zonas para posicionarse en contra de la tendencia agotada. En el presente artículo, plantearemos una variante de éste modelo de estrategia en el que tratamos de mejorar el punto de entrada.


Señales basadas en el RSI
Como hemos dicho, el RSI es uno de los osciladores que con más frecuencia se suelen usar siguiendo esta técnica, de modo que será la herramienta que aplicaremos durante éste artículo. Su autor Welles Wilder, propuso como mejor intervalo de estudio un valor de 14 periodos, y como niveles de acceso a la zonas de agotamiento 70 y 30. Por tanto, estos serán los parámetros que usaremos de referencia a partir de ahora.

Centrándonos en la estrategia de ruptura, cuando el RSI se sitúa en la zona de sobrecompra (por encima de 70), se espera un agotamiento alcista y por tanto, entrar a mercado en sentido bajista (cortos).

Si el RSI se sitúa en la zona de sobreventa (por debajo de 30), se espera un agotamiento bajista y por tanto entrar a mercado con posiciones largas.

En ambos casos, el momento de entrada elegido se suele recomendar que sea una vez que el RSI cruza los niveles de 70 y 30, puesto que en función de la corrección que deba hacer el oscilador, el intervalo de tiempo durante el cual se mantiene en dichas zonas puede prolongarse en mayor o menor medida.

Vemos, por tanto, que aunque estamos hablando de una estrategia en contra de tendencia, siempre se busca esperar una señal de confirmación (como en este caso sería la salida de las zonas de agotamiento) que disminuya el riesgo en las entradas.

El problema de utilizar filtros de confirmación es la pérdida de oportunidad. Al esperar a que el RSI abandone los niveles 70 o 30,  podemos encontrarnos con situaciones en las que, para cuando se realiza la operación de entrada, previamente el precio ya haya iniciado el movimiento de retroceso.

En el gráfico 1 vemos un ejemplo para una operación a largo. El 20 de Agosto inicia la sesión con el RSI sobrevendido, por lo que cabe esperar un giro al alza. Siguiendo el método, el RSI espera el cruce sobre 30 para enviar la señal de entrada a largo. Desgraciadamente, al cierre de la barra de las 17:00 horas el valor del RSI queda en 29.13, por lo que la confirmación no llega hasta la siguiente barra, ya en 8500 puntos, perdiendo todo el impulso iniciado en los 8451 puntos. El negocio se cierra al finalizar la sesión, en 8499 puntos, por tanto acabando en pérdidas, a pesar de que la señal dada por el RSI realmente no era mala puesto que se produce una subida de 48 puntos.

Queda reflejado por tanto el inconveniente que supone esperar al momento de cruce de bandas. ¿Existe un modo de adelantar la señal de entrada sin perder los fundamentos sobre los que se basa este método? Veamos algunas ideas.


G1) Entrada a largo según señal del RSI en IBEX35 FUT. CONT. 60 min. En éste gráfico del futuro continuo de IBEX35 a 60 minutos vemos una señal de entrada a largo generada al producirse el cruce del RSI con la banda de 30. Como dicho cruce no se confirma hasta que cierra la barra de las 18:00 horas, el precio de entrada pasa a ser de 8500 puntos (punto B). El negocio cierra al final de sesión, en 8499, acabando por tanto en negativo. Por otro lado, el precio de cierre previo a la salida de sobreventa llegó a ser de 8451 (punto A), lo que supone una diferencia de 48 puntos positivos respecto al precio de cierre de sesión. Fuente: Visual Chart


La señal de confirmación basada en el precio.
Tal y como hemos visto en el anterior ejemplo, uno de los principales problemas de esperar la señal de confirmación consiste en que el precio puede llegar a moverse lo suficientemente rápido como para que, cuando suceda el momento de cruce, el impulso esté ya agotado.

¿Cómo podemos evitar esto? Una solución sería mantener las zonas de sobrecompra y sobreventa como periodos de alerta de un posible cambio de tendencia, pero utilizar al propio precio como elemento de confirmación de cambio.

La idea sería la siguiente: estando el RSI sobrevendido (bajo 30), esperaríamos  a que el precio superase el nivel de resistencia más próximo para posicionarnos a largo: El proceso sería el mismo para la entrada a corto, pero en este caso la ruptura sería respecto al nivel de soporte más próximo.

Con esta idea, conseguimos adelantar la señal de entrada pese a que aún mantenemos la condición de esperar a una señal que nos confirme el cambio de dirección. Al preguntarle directamente a los precios, no nos vemos supeditados al retardo propio de cualquier oscilador.

El problema que presenta esta variante es que aumentamos el número de señales fallidas. Como comentábamos al principio del artículo, el acceso a las zonas de agotamiento puede llegar a prolongarse durante bastante tiempo si el RSI se ve obligado a corregir el ciclo de oscilación. Cuando la señal de entrada depende de la salida de dichas zonas, este suceso no supone un problema, pero al dejar el filtro de confirmación en función de los precios, obtendremos casos en los que los valores extremos del subyacente hagan saltar señales de entrada de forma anticipada.

En la figura 2 (futuro del CRUDO en 60 minutos) tenemos un ejemplo de esta circunstancia. El cruce del RSI sobre la banda de 70 se produce el 3 de Julio a las 10:00 horas. Ciertamente, la nueva variante permite adelantar la señal (posicionándose a corto en el punto A). Sin embargo, también genera una señal fallida el día 2 de Julio, señal que el RSI no marca puesto que se mantiene en sobrecompra.


G2) Confirmación con el precio en CRUDO FUT. CONT. 60 minutos.  En éste gráfico del futuro continuo del CRUDO a 60 minutos, podemos ver dos señales con filtro de confirmación en función del precio. A favor de éste método, tenemos la entrada a corto del 3 de Julio. Si nos fijamos, entra a corto en el punto A una vez se produce la ruptura del nivel de soporte, mejorando la señal de confirmación del RSI en el punto B. En el lado negativo tenemos la entrada del punto C, donde se ha generado una señal anticipada fallida. Fuente: Visual Chart

La opción de usar niveles de soporte y resistencia no vinculados al propio oscilador queda reflejado en casos como el que acabamos de ver.

En principio, podríamos pensar que debemos elegir entre asumir el riesgo de actuar al cruce con el precio o asumir la pérdida de oportunidad provocada por el retardo en la confirmación del indicador… ¿No existe un punto intermedio?

A continuación, vamos  a ver que si es posible, gracias a la herramienta de análisis desarrollada por el profesor Giorgos Siligardos, el Reverse Engineering RSI.



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!