Instrumentos Para Empezar en el Trading Online

Empezar en el mundo del trading online requiere de la toma de varias decisiones, una de ellas es la plataforma que se va a utilizar, pero otra no menos importante es el instrumento que el trader utilizará en su operativa, ya que aunque nada impide operar con varios instrumentos a la vez, si se empieza en esta forma de invertir puede ser más sencillo limitarse a uno o dos instrumentos como máximo, ya habrá tiempo de estudiar nuevos mercados una vez se haya decidido si el trading es para uno o no.

 

Las Criptomonedas, Novedad y Volatilidad

A pesar de que las criptomonedas llevan ya entre nosotros una década larga, si las comparamos a otros instrumentos como los futuros de materias primas -oro, petróleo o productos agropecuarios varios- o los pares de Forex, puede decirse que las criptomonedas son un activo financiero “nuevo”.

Con bitcoin cotizando por encima de los 50.000 dólares no es de extrañar que sea uno de los instrumentos más utilizados en la publicidad de los brókeres online para atraer nuevos usuarios, ya que aquellos inversores que no quieran deshacerse de sus preciadas criptomonedas o hayan llegado tarde pueden invertir utilizando estos activos digitales, pudiendo operarse también en corto, aunque es importante tomar en consideración que se opera con apalancamiento, lo que reduce la cantidad de dinero necesario para empezar, pero que supone importantes riesgos para el capital que todo trader debe comprender.

 

Utilizar los Pares de Forex en un Mercado Extrabursátil

Pero con permiso de las criptomonedas -las monedas del futuro-, lo cierto es que los pares de monedas fiat -las monedas del ahora- son el instrumento que nunca va a faltar en un bróker de trading online, y por lo tanto puede ser más habitual empezar con el Forex en un bróker veterano como Plus500.

El Forex como instrumento podría tener varias ventajas, la primera de las cuales es la cantidad de información y análisis disponibles y fácilmente entendibles por cualquier trader que se moleste en adquirir unos conocimientos medios de economía, algo que puede ser más difícil de hacer con un instrumento como las criptomonedas. La segunda y evidente ventaja es la descomunal liquidez del mercado del Forex, ya que aunque las estimaciones varían bastante, una de las cifras más comúnmente aceptadas es que el intercambio de divisas mueve unos cinco billones de dólares al día, además al poder elegir entre multitud de divisas -pares mayores, pares menores y pares exóticos- se puede controlar en cierta manera la cantidad de volatilidad a la que quiere uno exponerse estudiando las gráficas, aunque por supuesto siempre se estará expuesto a movimientos fuertes que pueden terminar en pérdidas.

 

Acciones, Futuros y ETFs

Estos tres instrumentos pueden encontrarse tanto en los mercados bursátiles como en los mercados extrabursátiles, y según cuál se elija la cantidad de información fácilmente comprensible es abrumadora.

Aunque el oro tuvo su momento con subidas que batieron todos sus récords históricos -y a pesar de que todavía vale cerca de 1.800 dólares- se puede decir que de los tres el instrumento estrella han sido las acciones; farmacéuticas, tecnológicas y empresas de logística han visto como el valor de sus acciones se multiplicaba de forma exponencial durante el año de la pandemia, y es que si las farmacéuticas se han lucido desentrañando y derrotando al coronavirus en tiempo récord, las tecnológicas han mantenido al mundo en funcionamiento en un momento en el que se han alcanzado picos en el uso de internet y de los medios telemáticos y las empresas de transporte no sólo han mantenido abastecidos supermercados y hospitales, sino que han mantenido el tipo en un momento en el que las compras online se han disparado exponencialmente.

Por último, los ETFs o fondos cotizados, suelen presentarse como un producto de inversión “seguro” en los mercados bursátiles, al fin y al cabo son una cesta de activos, lo cual puede amortiguar la caída de uno de ellos, y las participaciones pueden ser fácilmente convertibles en efectivo, y aunque esas ventajas no siempre puedan aplicarse al trading con ETFs, pueden ser una opción si se tiene experiencia previa con ellos.

 

Te Puede Interesar