Mejorando la Curva de Coppock


Como recordarán del artículo que le dedicamos en su momento, la Curva de Coppock se utiliza para detectar cambios importantes en la tendencia de largo plazo cuando se produce un giro cerca de un nivel extremo de la curva. Originalmente el cálculo de la curva se realiza mediante una media móvil exponencial aplicada al ROC porcentual de una media móvil simple calculada sobre el Dow Jones Industrial Average.

No obstante, sobre la fórmula original se han realizado diversas variaciones; recientemente Jay Kaeppel, autor de varios libros y colaborador habitual de Optionetics, ha publicado una novedosa e interesante variante de la curva, convirtiéndola casi en una especie de semáforo. Para calcularla debemos obtener previamente tres valores calculados siempre al final de cada mes:

  • V1: utilizando la Curva de Coppock original, comparamos el valor al final del mes actual con el de hace dos meses, y si es mayor sumamos un punto (no sumamos nada en caso contrario).
  • V2: si el valor de la Curva de Coppock original es mayor que su valor hace dos meses y además el Dow Jones está por encima de media móvil de 12 meses, sumamos otro punto (no sumamos nada en caso contrario).
  • V3: debemos realizar los siguientes cálculos:

A = 0.6666 x Valor al cierre del mes anterior de la media móvil exponencial de 5 meses del Dow Jones
B = 0.3333 x Cierre del mes actual del Dow Jones
C = 0.82 x Valor al cierre del mes anterior de la media móvil exponencial de 10 meses del Dow Jones
D = 0.18 x Cierre del mes actual del Dow Jones
E = A + B
F = C + D
G = E - F

Una vez obtenido G, si su valor es positivo al cierre y/o es mayor que el del mes pasado, entonces sumaremos un punto.

 

Calculados todos estos valores, calculamos el indicador JCM mediante la suma de los puntos obtenidos, es decir:

JCM = V1 + V2 + V3


Indicador que, evidentemente, sólo puede tomar valores entre 0 y +3.

Las reglas para operar en base a este indicador son realmente sencillas:

  • Si el valor del indicador es 0, estaremos cortos en el Dow Jones.
  • Por el contrario, si el valor es igual a +3, entonces compraremos el Dow Jones.


Lo intrigante es que, según Kaeppel, en el backtest que ha realizado con esta estrategia siguiendo estas simples reglas, la rentabilidad que habríamos obtenido utilizando cierres mensuales desde el año 1900 en el Dow Jones es de un... 16.787%!!! Está claro que este resultado hay que cogerlo como lo que es: el resultado de una simulación; pero utilizar esta estrategia puede ser una buena idea, por ejemplo, para aquellos que planeen construirse su propio plan de pensiones. Asimismo, considerando que los mercados se mueven de una forma muy similar independientemente de la escala temporal considerada, otra posibilidad sería adaptar esta variante propuesta por Kaeppel a la operativa intradía, algo sobre lo que intuyo que se pueden obtener resultados interesantes.

 

Saludos,
X-Trader

 



Si te ha gustado este articulo, ¡compártelo en redes!