Entrevista a Toño Folgar

En esta ocasión tenemos una entrevista bastante especial por cuanto, como bien apunta nuestro invitado, los traders de opciones no abundan precisamente. Sin más dilación, comenzamos la entrevista al gran… ¡Toño Folgar!

X-Trader (XT): Hola Toño, ante todo gracias por concedernos esta entrevista. Lo primero de todo, cuéntanos tu historia como trader: ¿cómo te da por meterte en esto? Pero sobre todo… ¿Cómo te atreves a operar opciones?

Toño Folgar (TF): Qué tal, Alberto. Lo primero, un saludo a todos los seguidores de tu web, especialmente a los traders de opciones, que probablemente serán minoría.

Mi historia como trader está conectada con mi profesión: soy ingeniero y emprendedor dedicado a la inversión, promoción y construcción inmobiliaria desde hace 24 años. Después de la llegada de la gran crisis del 2009, sentí la profunda necesidad de realizar una diversificación mayor de los proyectos, más allá del por entonces maltrecho sector inmobiliario. De esta forma, me acerqué a los mercados a través del análisis técnico y de un curso en la Escuela de Finanzas de mi ciudad. Pero muy rápidamente percibí la escasez e insuficiencia de medios para operar debidamente por las vías clásicas. Así que, después de buscar y experimentar, encontré una herramienta que sí parecía disponer de muchísimos más grados de libertad a la hora de operar: las opciones. 

XT: ¿Por qué crees que las opciones son uno de los productos financieros menos conocidos entre los traders retail?

TF: Por dos motivos: el primero es que, aunque es una operativa del mercado conocida desde el siglo XVII, no es una herramienta disponible en todos los brokers, ni difundida en todos los mercados ni activos, sino que históricamente había estado reservada dentro de la propia empresa como incentivo a directivos y accionistas, o bien para operaciones entre profesionales del mercado.

El segundo motivo es que no es una herramienta tan intuitiva ni tan sencilla (o al menos no tan inmediata) como lo pueden ser la mayoría de los instrumentos no derivados, en general mejor conocidos. Afortunadamente, todo esto ha cambiado y existen ya múltiples mercados que permiten al inversor retail operar opciones, así como herramientas disponibles que facilitan el trabajo con las mismas.

XT: A cambio posiblemente de una mayor complejidad, ¿qué ventajas crees que aportan las opciones a un trader?

TF: Toda la gama de grados de libertad imaginables a la hora de operar un subyacente. Esto significa que cualquier evento (no sólo el relacionado con el precio) que ocurra dentro de un mercado, se puede operar con opciones. Podemos operar (es decir, especular sobre ellos): un evento de beneficios (earnings), una entrega de dividendo, una declaración institucional, una fusión entre empresas, un split o contrasplit futuro… Cualquier ineficiencia existente entre una o varias empresas, una estrategia empresarial, un aumento o decremento de la inflación, una predicción futura, una variación de los tipos de interés e incluso cualquier evento social que afecte de alguna forma al mercado (unas elecciones, las declaraciones de algún directivo, etc.). ¡No hay límites! Si afecta al mercado de alguna forma (y la subida o la bajada de la cotización es sólo una de las formas en las que estos eventos afectan al mercado), es operable con opciones.

XT: Dado que trabajas con un producto bastante diferente a los futuros o las acciones, ¿cómo abordas el trading en el mercado desde un punto de vista conceptual? 

TF: Operar con opciones equivale a poder especular a nivel del sentimiento del mercado, y esto es muy anterior a la propia fluctuación de los precios. ¿Por qué razón? Porque las opciones son el único instrumento a través del cual se puede operar, de forma directa, la volatilidad (que es la forma en la cual el mercado expresa su sentimiento, desde la euforia hasta el miedo).

Dicho de otra forma, la especulación clásica sobre los precios (compra y venta de subyacentes) sólo permite operar de forma no directa la volatilidad. En cambio, las opciones me permiten abrir una posición, directamente larga, corta o neutra de volatilidad (lo sea o no en el precio). Y es por esta razón por la que es posible especular ante cualquier tipo de evento existente.

XT: ¿Cómo es tu día a día como trader? ¿Sobre qué productos operas opciones y con qué plataformas? ¿Operas otros productos?

TF: Principalmente opero el mercado americano, puesto que es el único con el que no existen problemas de liquidez a la hora de trabajar las opciones en una gran gama de productos. Mi especialidad son los índices de este mercado y sus derivados de la volatilidad, principalmente VIX y sus ETPs (es decir, ETFs y ETNs). Opero también acciones americanas, pero siempre combinadas con opciones a través de instrumentos más o menos complejos.

Primeramente, verifico la recogida diaria y tratamiento de datos de las cadenas de opciones con Excel (un trader avanzado ha de disponer de una recopilación histórica de las mismas). Posteriormente, en la plataforma gráfica (utilizo ThinkOrSwim combinado con graficadores propios realizados en Excel), busco la posibilidad de nuevas operaciones o bien del ajuste o cierre de las antiguas, después de verificados los datos y comportamientos diarios o semanales. Y una vez a la semana, introduzco la recopilación de datos recabados con Excel en RStudio para someterlo a los análisis del proyecto que esté realizando en ese momento, para comprobar si los comportamientos de los activos durante la semana han tenido cambios significativos desde un punto de vista estadístico.

XT: ¿Qué software recomiendas para analizar estrategias con opciones?

TF: Un trader de opciones no especializado y que no necesite realizar spreads complejos (por ejemplo, quien utilice las opciones únicamente como apoyo o cobertura de sus acciones) puede trabajar simplemente con una hoja de cálculo. En el momento que necesite realizar spreads de cierta complejidad, será necesario graficarlos, así que precisará de alguna plataforma para ello (puede servir la propia de los brokers como Interactive Brokers, u otras más complejas como ThinkOrSwim o incluso OptionVue). Y, por último, quien desee trabajar de un modo exhaustivo en el mundo de las opciones, deberá contar, además de con las anteriores, con una herramienta o lenguaje de análisis de datos. Yo utilizo R, pero serviría igualmente Python o similares.

XT: La eterna pregunta del millón: a día de hoy, ¿es posible hacer backtests rigurosos de estrategias con opciones? ¿De dónde obtienes históricos de las primas de los diferentes contratos?

TF: La pregunta del millón tiene una respuesta corta y una larga. La corta es que por supuesto es posible realizar backtests de opciones simples puesto que no dejan de ser subproductos cuantificables que se repiten y conforman patrones, y por lo tanto son mensurables y predecibles. La respuesta larga es que, en la práctica, la ventaja de un operador de opciones no está en dicho tipo de operaciones simples, sino en otras que, efectivamente, por su complejidad, no admiten la realización de un backtest (al menos de una forma eficiente).

Al adquirir una opción, al contrario que con acciones, el precio de una entrada long o short no depende únicamente del precio de subyacente (strike) en el que se posicione, puesto que un mismo strike podrá cotizar de una forma u otra según la volatilidad que tenga el mercado en ese momento. Esto significa, a fin de cuentas, que los resultados de un backtest con opciones no son representativos ni replicables únicamente desde el punto de vista de la cotización.

Por lo tanto, si quisiéramos hacer un backtest de un spread de opciones conocido, pongamos un Iron Condor, deberíamos conocer de antemano los precios de entrada, no de una opción, sino de… ¡cuatro opciones! (dos por cada parte del spread, precios que sabemos que serán siempre distintos conforme la volatilidad del mercado, aun coincidiendo los strikes), así como los de salida (que tampoco nunca serán los mismos, aunque sepamos en qué strike debemos salir). ¡Y todo esto sin contar con los ajustes intermedios de la posición! El error arrastrado, aunque se hagan aproximaciones, es gigantesco: sería como tratar de medir una galaxia con unos prismáticos.

En definitiva, no dependemos de una variable (precio), dependemos de varias simultáneamente (las más importantes, precio y volatilidad), y para más INRI la relación entre ellas habitualmente es no lineal (a veces, incluso es inexistente).

XT: ¿Cuál es tu estrategia favorita con opciones?

TF: Digamos que mi niña bonita son las operaciones puras de volatilidad, es decir, spreads de opciones de volatilidad sobre activos de volatilidad. Son la representación de la complejidad sobre la complejidad, el mundo de las opciones en su pura esencia.

XT: ¿Qué estrategia recomendarías a un trader que se inicia en el campo de las opciones?

TF: Sin duda alguna, covered calls sobre acciones. Es una operación que tiene todo bueno y muy poco de malo. Es muy sencilla (vendes opciones simples, así que no necesitamos mercados excesivamente líquidos, ni tampoco plataformas gráficas), se realiza con acciones (por lo que recoge lo bueno de estas, direccionalidad y sesgo), no necesita demasiada atención (a fin de cuentas, dependemos del movimiento del subyacente) y a largo plazo es casi siempre ganadora, siempre que se escoja bien la acción y se lleven a cabo con una mínima disciplina. Es relativamente sencillo tener una cartera perfectamente eficiente únicamente con este tipo de operaciones.

XT: Si tuvieras que definirte como trader de opciones, ¿te considerarías comprador o vendedor de volatilidad? ¿Por qué?

TF: Hace unos años te habría dicho que vendedor, pero hoy la gran ventaja la veo en la compra de volatilidad… siempre que se realice con una cierta disciplina. Por supuesto una no excluye a la otra y pueden (y deben) combinarse.

XT: ¿Cómo controlas el riesgo con opciones? ¿Combinas futuros para cubrirte parcialmente?

TF: Los futuros, por su gran direccionalidad, pueden ser adecuados en un momento de pánico para neutralizar una cartera que se ha quedado momentáneamente desbalanceada en delta, pero no como como forma de cobertura habitual o convencional. Por tanto, no los uso.

Un trader de opciones avanzado, normalmente combina operaciones largas de gamma con otras cortas de gamma, como forma de cobertura natural. O, en todo caso, si lo que se pretende es cubrir una cartera de acciones (no market neutral), operaciones especiales de hedging de carteras como las que expliqué en la ponencia de Robotrader del año pasado (podéis verla aquí mismo).


XT: ¿Qué es lo que más te gusta del trading? ¿Y lo que menos?

TF: Si nos enfocamos en lo que a la parte de negocio se refiere, dejando de lado toda esa farándula y parte oscura del trading, de sobra conocida, consistente en cursos de gurús que sólo venden hojarasca, o todos esos miles de libros mágicos con fórmulas secretas (el 99.9% pura basura), yo diría que la parte positiva es que el trading ofrece una disponibilidad inmediata de inversión prácticamente para cualquiera. Y esto ya es mucho, porque no siempre es sencilla de obtener en el mundo empresarial en general.

La parte negativa es que está sometido a altibajos más fuertes y frecuentes que un negocio emprendedor convencional, los cuales además no dependen necesariamente de ti (en ocasiones aparecen pérdidas a pesar de estar operando correctamente). Por todo esto, psicológicamente puede ser bastante más difícil de soportar el trading que un negocio de la vida real.

XT: ¿Qué opinas del impacto de la psicología en el trading?

TF: No necesitas obligatoriamente un curso, pero sí necesitas una madurez, y sólo esta es la que te mostrará con el tiempo cómo debes valorar tus operaciones, tus resultados y tu operativa. Así pues, soy bastante desfavorable al uso de cursos y libros basados únicamente en psicología. Utilizando el conocido símil de Taleb, a un pájaro no le puedes enseñar a volar. Ha de experimentarlo por sí mismo. La prudencia y el acercarse paulatinamente a los mercados, no desde un punto de vista ludópata sino más bien empresarial (y esto te lo da el sentido común, no la psicología). Es lo único que se necesita, el resto aparece con el tiempo.

XT: Todo trader se ha arruinado alguna vez o ha pasado por un momento realmente difícil, en el que ha estado a punto de perder hasta la camisa. Cuéntanos cómo fue ese momento en tu caso.

TF: En mi caso esto pasó en las correcciones de finales del 2018. Por entonces, me había especializado en la operativa de Iron Condors y mantenía abiertas muchas posiciones al mismo tiempo, en índices y futuros, con un apalancamiento gigantesco, y como consecuencia de unos excelentes resultados de los años anteriores en donde había conseguido realizar más de un 40% de rendimiento anualizado.

La idea en ese momento era doblar el capital en unos meses: me había hecho un planning incluso de resultados, esperando en un par de años alcanzar el medio millón de dólares de beneficios, todo iba muy bien, y no le faltó mucho para conseguirlo… hasta que vino la gran corrección. Pues bien, en un par de semanas la cartera se diluyó ¡a la mitad! No me había sucedido nunca nada igual. Llegaron los margin calls, la tormenta afectó a todas mis operaciones al mismo tiempo, teniendo que luchar día e incluso noche para defender la integridad de la cartera. La salvé por los pelos (aunque con una buena mordida), y desde luego eso supuso un enorme cambio de mi forma de afrontar el mercado desde entonces.

XT: ¿Cuáles son tus películas y libros de trading favoritos?

TF: Para no ser repetitivo respecto a lo habitual, te daré dos libros de opciones. Son de los pocos libros de opciones que no se han quedado anticuados con el tiempo: el primero es Dynamic Hedging de Nassim Taleb, que además de ser divulgador de filosofía matemática, ha sido un gran trader de opciones.

Y el segundo es un libro que, siendo gratuito, condensa probablemente el mejor compendio que un trader de opciones ha de conocer para operar en el mercado: Trading Volatility de Colin Bennett.

Respecto a una película, la que me parece más reseñable es El Lobo de Wall Street, puesto que es quizá la única que, más allá de lo histriónico de sus protagonistas, expone una parte del mundo del trading muy real, el de los chiringuitos financieros y sus engaños. El resto de películas que he visto me parecen muy ficticias y alejadas de la realidad.

XT: Cuéntanos qué proyectos tienes para el futuro inmediato.

TF: Actualmente estoy desarrollando una operativa muy específica (y avanzada) de compra de opciones (tan despreciada por tantos traders vendedores de opciones).   

Resumiendo muchísimo y evitando entrar en demasiados tecnicismos, esta operativa se centra en las colas de las distribuciones de probabilidad de los activos (al revés de las operativas convencionales, que suelen despreciar los extremos de sus mediciones). Estoy colaborando con un matemático analizando dichas colas a través de métodos estadísticos de valores extremos, asignándole un parámetro de forma a dicha cola (siempre que sea posible, puesto que no siempre lo es), que quedará modelizada a través de lo que se denomina una función de distribución de excesos.

Una vez clasificada y modelizada, tendremos posibilidad de conocer un umbral a partir del cual sabemos que el mercado, si lo iguala o lo supera, comenzará a comportarse de una forma turbulenta, claramente no lineal, y en ese momento es en el que se decide (a través de un algoritmo que analiza los precios de las opciones OTM, ATM e ITM) qué instrumentos long se compran para aprovecharlas.

Esta operativa no tiene precedentes (que yo conozca), ni bibliografía conocida (y está basado en métodos estadísticos que no hace siquiera diez años que se están desarrollando), pero está obteniendo los resultados más espectaculares que haya visto nunca, ni siquiera en operativa típica de compra de volatilidad.

XT: Danos una recomendación especial para los lectores de X-Trader.net.

TF: La recomendación que doy, basada en mi experiencia, es que uno debe conocer todos los instrumentos que están a su alcance en los mercados si desea conseguir batirlos, puesto que siempre serán pocos. Uno puede especializarse, pero si te quedas en lo particular (conocer sólo análisis técnico, o sólo criptos, o sólo opciones…) el mercado, que sí lo conoce todo, te derrotará.

Hago mía la frase de David S. Nassar: “Si no te has formado lo suficiente o no tienes las herramientas que usan los profesionales, el mercado te quitará el dinero rápidamente”.

XT: Tus pensamientos finales sobre el trading y la despedida de rigor.

TF: Simplemente ha sido un placer contestar tus preguntas, y tratar de darle un pequeño impulso al mundo de las opciones, más allá de que el resto de los traders nos vean a veces como los operadores rarillos del mercado. El que se acerque a las opciones verá inmediatamente que sus posibilidades son infinitamente mayores que el resto de instrumentos financieros.

Dicho esto, un saludo a todos, y ¡nos vemos en las redes!

XT: Mil gracias a ti Toño por concedernos esta entrevista.

COMPARTIR EN: